25 ago. 2007

Rock Progresivo (II): Yes - Fragile y Close to the Edge

Fue en la década de los setentas cuando el rock progresivo alcanzó su mayor grados de popularidad, y es en esta época en la que más brillaron sus exponentes más importantes y en la que se grabaron la mayoría de los álbumes más representativos del género.

Pocas bandas fueron tan importantes para el género en esta época como Yes, banda inglesa originaria de Londres, formada originalmente por el vocalista Jon Anderson y el bajista Chris Squire.

Con excelentes canciones como "Starship Trooper", "Perpetual Change", "Time and a Word" y "Perpetual Change" se empezaron a dar a conocer, preparando el camino al estrellato y grandiosidad musical que iniciaría con Fragile, su segundo álbum de 1971.

Habiendo pasado por varios cambios en su alineación en su primer par de años, la primera de sus alineaciones clásicas y más conocidas se formó para la grabación de Fragile, alineación que incluía a Jon Anderson en la voz, Chris Squire en el bajo, Steve Howe en la guitarra, Bill Brufford en la batería y Rick Wakeman en el teclado.

Fragile es un álbum que apenas si deja ver un poco de la grandiosidad de lo que vendría más adelante, pero no por eso se trata de un álbum menor, al contrario, podría decirse que es el primer gran álbum de Yes. Está conformado por canciones más o menos cortas en su mayoría, la más larga siendo "Heart of the Sunrise" con sus 11 minutos y medio y la más corta "Five Per Cent for Nothing" con apenas 37 segundos de duración, incluye la popularísima "Roundabout", además de tener la curiosa característica de incluir una pieza "solista" para cada miembro de la banda. "Cans and Brahms" es la pieza de Rick Wakeman, una adaptación de una composición de Brahms, debido a que no podía incluir composiciones propias por razones contractuales. "We Have Heaven" es la canción de Jon Anderson, un juego de armonías vocales, casi todas (si no es que todas) grabadas por él mismo. "Five Per Cent For Nothing" es la pieza de Bill Brufford, una corta composición con un complejo ritmo y una armonía un tanto extraña. Chris Squire contribuye "The Fish (Schindleria Praematurus)", grabada con 16 tracks de bajo, algunos de los cuales incluyen efectos no muy utilizados en dicho instrumento, como el pedal wah-wah. "Mood for a Day" es un bello solo de guitarra clásica a cargo del maestro Steve Howe, y es mi favorita junto con "The Fish" entre las composiciones "solistas" de Fragile. El álbum incluye además otras piezas que hasta la fecha siguen estando entre las favoritas de los conciertos de Yes, además de "Roundabout", como "Long Distance Runaround" o "Heart of the Sunrise".

Pero la máxima obra maestra de Yes (y, tal vez, del rock progresivo en general) vería la luz el siguiente año, el 13 de Septiembre de 1972. Ese día salía a la venta el álbum Close to the Edge, un parteaguas en el estilo de componer de Yes. Consta solamente de tres canciones, una de ellas, la que da nombre al álbum, ocupaba todo el lado A del vinilo original, mientras que las otras dos, "And You And I" y "Siberian Khatru" conformaban el lado B. Este formato se repetiría unos años después, en Relayer.

Algo que distingue mucho a Close to the Edge es la influencia de Jon Anderson en lo que respecta a temas religiosos. La misma letra de "Close to the Edge" está inspirada en el libro Siddartha de Herman Hesse, tocando temas como el descubrimiento y la trascendencia espirituales. Musicalmente, "Close to the Edge" es una canción muy elaborada y compleja, que tiene la virtud de no poner esa complejidad sobre la canción en sí. Me explico, uno nunca llega a pensar "wow, qué compleja canción, qué estructura tan extraña, qué tonalidades tan poco comunes" ni nada de eso. La complejidad de "Close to the Edge" es muy sutil, lo que desde mi punto de vista la hace superior a cualquier canción de rock progresivo que suene pretendidamente elaborada y complicada. "Close to the Edge" es una canción que requiere un análisis a conciencia para revelar su auténtica complejidad. Y es Yes en su máxima expresión, Yes en su mejor momento, Yes en su punto máximo de creatividad compositora. Pocas canciones pueden definir tanto a una banda como "Close to the Edge" define a Yes.

Más información sobre "Close to the Edge" y el rock progresivo en el excelente ensayo "Progressive Rock, 'Close to the Edge', and the Boundaries of Style" de John Covach.

(Continúa la próxima semana)

5 comentarios:

  1. Downloading albumz... xD

    Los estoy bajando por eMule, tienen los 2003 Remasters y unos discos de oro (Gold Disc) Japoneses del 2006 en FLAC y APE, a ver que fish.

    ResponderEliminar
  2. El Fragile está conmadre, y al que no le guste el Fragile, es un pendejo, y ese pendejo, cuando este entre sus seres queridos, puedes interrumpir una charla amena y decir:
    -Un momento, a este wey no le gustó el fragil, es un pendejo-.
    Y te sales riendo a carcajadas.
    JA JA JA JA JA JA

    jajajaja

    ResponderEliminar
  3. "La misma letra de "Close to the Edge" está inspirada en el libro Siddartha de Herman Hesse, tocando temas como el descubrimiento y la trascendencia espirituales."

    Eso no lo sabía...

    ResponderEliminar
  4. close tothe edge es una delas canciones mas sublimes de todo el rock progresivo

    ResponderEliminar