6 jul. 2008

WALL-E

Desde que vi el póster por primera vez supe que sería una película que habría que ver. Y pues ya vi WALL-E y se ha convertido en mi película de Pixar favorita. ¿Por qué? Pues veamos...

Visualmente se trata de lo más sorprendente que hasta la fecha nos ha entregado Pixar, el diseño de los personajes es muy bueno, al punto de lograr que yo pronuncie la palabra "encantador". Las primeras escenas crean una sensación de desolación comparables con las de Soy Leyenda.

Si bien la historia no es lo más original del mundo, pues se trata de una historia de amor (poco convencional, eso si) que transcurre en un contexto recurrente en la ciencia ficción, la forma en que esta historia es contada es muy bella, con personajes que transmiten sus emociones y estados de ánimo prácticamente sin palabras, solamente con sonidos y con lenguaje corporal, algo que debe mucho al cine mudo de principios del siglo XX. Los efectos de sonido y las voces de los personajes de WALL-E fueron diseñados ni más ni menos que por Ben Burtt, quien se hiciera famoso por trabajar en la saga de Star Wars, creando sonidos tan memorables como los ruiditos de R2-D2, la respiración de Darth Vader y el famosísimo sonido estático de las espadas láser.

Otro ejemplo de un excelente uso del sonido es la música, que va desde las típicas orquestaciones cinematográficas (con cierto toque de electrónica en WALL-E, para acentuar la atmósfera sci-fi) hasta canciones populares como "Hello, Dolly!" y "La Vie en Rose" de Louis Armstrong, "Put On Your Sunday Clothes" y "It Only Takes A Moment" de Michael Crawford, así como una canción compuesta por Peter Gabriel específicamente para esta película, "Down to Earth".

Hay algunos guiños a otras películas, como a 2001: A Space Odyssey, con el personaje del Piloto Automático, una referencia clarísima a HAL9000. WALL-E mismo pareciera estar rindiendo homenaje a Johnny 5, de Short Circuit.

De una reseña en IMDb:

It is a modern-day classic that I believe should earn a place in cinema history as the "2001" of CGI animated films, both of them movies of indisputable brilliance, unyielding imagination and unending entertainment.


Para concluir, una excelente película de animación que mantiene firme a Pixar como uno de los más importantes y propositivos nombres en este género cinematográfico, que son capaces de crear algo de perfecta manufactura, con un mensaje interesante y profundo, capaces de conmovernos y de hacernos pensar. Pero, sobre todo, de hacernos pasar 98 minutos maravillosos. Creo que el Oscar para mejor largometraje animado ya está cantado...

PD: Los créditos finales y la canción que los acompaña son geniales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario