4 nov. 2008

Ayuda

Recibí hace unos días este correo de Julián Herbert:
Queridos amigos,

con tristeza les cuento que, hace unos días, diagnosticaron a mi madre con leucemia.

Se encuentra estable por ahora, pero requerirá de al menos un mes de hospitalización. Por otra parte, necesitará de varias transfusiones de sangre.

Es respecto a esto que les escribo solicitando ayuda. Hasta ahora hemos desfilado uno diez amigos y familiares y solamente uno pudo donarle sangre. A mí no me dejaron porque soy el encargado de cuidarla. Los demás tuvieron problemas por el tamaño de sus venas, tatuajes recientes u otras complicaciones.

(Aprovecho, por cierto, para agradecer a los compas que lo intentaron.)

Si alguno de ustedes es donante, le agradecería muchísimo que compartiera un poco de su sangre con mi jefa.

El proceso es sencillo: hay que presentarse en el Banco de Sangre del Hospital Universitario de Saltillo, cualquier día de lunes a domingo entre 7 y 10:30 de la mañana, en ayunas, y aclararle a la responsable del laboratorio que se trata de una donación para Guadalupe Chávez Moreno, paciente de la habitación 101 del propio hospital. Los requisitos:

1.- 6 horas de ayuno
2.- No haber tomado aspirinas durante el día anterior
3.- 24 horas sin ingerir bebidas alcohólicas
4.- Edad entre 18 y 65 años
5.- No estar tomando medicamentos
6.- Buena condición general de salud
7.- No estar menstruando, amamantando o embarazada
8.- No haberse hecho tatuajes durante el último año
9.- No haberse hecho piercings durante los últimos dos años

En caso de no llenar ustedes alguno de estos requisitos, les ruego porfa rolar este mail entre sus allegados, para ver si algún donante aparece por ahí. También les pido que, si alguno se decide, me conteste si es posible este mail para yo estar al pendiente en el banco de sangre del hospital (últimamente estoy ahí la mayor parte del tiempo, así que hasta podríamos aprovechar para tomarnos un café).

De antemano les agradezco infinito, y ojalá alguno pueda socorrerme. Mi ma tiene 65 años. Todavía le faltan de preparar unos cuantos pozoles, y además quedó de arreglarme unos pantalones rotos.

Abrazos,

Julián Herbert.

Para quién pueda donar y/o pasar la voz.

1 comentario: