9 may. 2009

Karlheinz Stockhausen - Helicopter String Quartet

En 1991, el profesor Hans Landesmann le dijo a Stockhausen que si le escribía un cuarteto de cuerdas para ser presentado en el Festival de Salzburgo (Salzburger Festpiele). Stockhausen muy amablemente le contestó que francamente le daba mucha hueva escribir un cuarteto de cuerdas, así que declinó la oferta. Pero sucedió que una noche, después de cenar pesado (quiero creer), Stockhausen tuvo un sueño muy loco en el volaba por encima de cuatro helicópteros, cada uno llevando a un miembro de un cuarteto de cuerdas.

Desde luego que semejante idea no podía desperdiciarse, así que se puso a hacer planes para poder llevar a cabo su sueño, así que entre 1992 y 1993 compuso el Cuarteto de cuerdas y helicópteros (Helikopter-Streichquartett). Al terminar la partitura se la mandó al profe Landesmann para que viera que tal. Tanto Landesmann como Gerard Mortier, director del Festival de Salzburgo, vieron la partitura con buenos ojos y le dieron luz verde al proyecto y negociaron con la armada austriaca para que les rentaran unos helicópteros. Pero como los ecologistas más radicales siempre gustan de echar a perder todas las cosas que hacen que valga la pena vivir en este mundo, dijeron que no, que como iban a contaminar el cielo interpretando la pieza de Stockhausen (¡!), lo que provocó que la premiere se cancelara. El caso es que finalmente se pudo interpretar por primera vez el 26 de junio de 1995, pero esa vez en el Festival de Holanda.

Desde luego que interpretar esta pieza representa muchos problemas logísticos que hay que resolver, principalmente en lo que se trata de conseguir cuatro helicópteros para trepar un cuarteto de cuerdas. Cada helicóptero debe contar también con un técnico de audio/video para transmitir todo al teatro o foro donde oficialmente se está presentando la pieza y donde el público podrá ver todo desde el momento en que el cuarteto sale del escenario, hasta que sube en los helicópteros, interpretan la pieza y regresan al escenario. De cada helicóptero salen tres señales de audio: de la voz del intérprete, de su instrumento y del rotor del helicóptero, que actúa como acompañamiento para el cuarteto.

Si después de leer sobre esta mariguanada les dan ganas de escuchar un cachito de sus poco más de 21 minutos de duración, aquí les dejo este video tan bello:



¡Chaca chaca chaca chaca!

No hay comentarios:

Publicar un comentario