12 abr. 2010

¿Se registraron en el RENAUT?

Yo sí. Y la verdad es que me parece bien interesante la reacción general ante esta medida que, seguramente, resultará infructuosa y demostrará su inutilidad de forma espectacular dentro de algún tiempo.

¿Por qué lo hice, entonces? Porque es la ley, mis niños. Una ley cuyo cumplimiento no me costaba nada, ni me perjudicaba de manera alguna, ni me causaba contratiempos de ninguna clase. Aún así, hay mucha gente que sigue quejándose, diciendo que no lo registrará, etc. En cierta forma lo comprendo. Todo este circo del RENAUT es una tontería, una tontería que no dará los frutos deseados, que no parará los fraudes telefónicos ni las extorsiones. Pero si quieres protestar contra esta ley lo peor que puedes hacer es, de entrada, no cumplirla, pues de esa sí puede, potencialmente, afectarte como usuario de la telefonía celular. ¿Quiere protestar mijo? Póngase en contacto con los legisladores que lo representan, vote por alguien diferente, proteste en serio. Quedarse sentadito haciendo nada no es protestar.

En lo personal, yo no protestaría. El RENAUT me tiene indiferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario