14 jun. 2010

Alondra

Soñé con Alondra. En el sueño iba vestida con un suéter de franjas de colores y una bufanda igual, a pesar de que no hacía frío, y llevaba unas gafas con mucho aumento y de armazón de pasta negra. Era rubia y bajita. Justo como la recordaba, aunque no tengo idea de quién sea. Iba caminando por una calle muy oscura en la que no sé qué rayos estaba haciendo yo. Ah, ya recordé. Unos amigos iban a comprar de cenar y mientras ordenaban algo me hizo salir a la calle. Y la vi pasar y fui tras ella porque me pareció muy familiar y al darme cuenta de lo creepy que era eso me regresé y fue en ese momento que escuché mi nombre y volteé a verla y era ella quien me llamaba.
Me dijo que teníamos que hablar, que había tanto que contarnos. Supongo que había mucho que contarnos. Lástima que me desperté antes de pudiéramos decirnos algo.
Espero que Alondra exista y sea tal como la soñé y que sea feliz esté donde esté. Aunque seguramente no existe.

1 comentario: