27 jul. 2010

había una vez un pescador en una lancha pensando peces de un río que comían lombrices subterráneas subacuáticas como una mano atrapa mosquitos en el aire y el pescador contaba una historia que nada tiene que ver conmigo o contigo y que no escribiré poruqe nada tiene que ver contigo o conmigo y con este dolor de cabeza que no me deja dormir pero tampoco me deja estar despiesro con los ojos abiertos con los ojos a medio cerrar leyéndote leyéndome escribiéndote describiéndote describiéndome reescribiéndome escribiéndome viéndome en el espejo del autoanálisis de él auto anal Isis que no tiene lugar en este barco coneste pescador que pesca con lombrices como las que salen de la tierra como las que salen del agua y entran en las bocas de los peces que ahora salen del agua que mueren por su boca cuando abren su boca cuando abren su mente a las posibilidades más allá del agua a las posibilidades que le ofrecen una lombriz en un gancho en un hilo que viene más alla del agua y que con fe renovada muerde para morir por ti y por mí

No hay comentarios:

Publicar un comentario