13 ago. 2010

"Adiós."

Así sin más, yo esperaba más, ¿qué más da? ¿quién da más? ¿qué damas? y eso me pasa por esperar demasiado cuando el momento se presta para recibir poco y mi mamá me dice que estoy adelgazando, que me veo flaco, claro que no me veo flaco, estoy gordo como siempre, pero menos gordo que siempre, de perdido, algo bueno debía de quedar de todo este desmadre, de las horas y horas de estarse revolviendo en la cama, de levantarse para golpear las paredes y tomarte dos tres pastillas de las que el doctor te recetó una diaria, me pregunto si estaré mandando todo al caño (y no hablo del vómito sabor a la cena de hoy), y si lo estoy haciendo permítanme decir que fué sin querer queriendo, Ron Damón, sipirilí, pa' qué le digo que no si sí ¿verdad? ¿a verdad? ¿a ver, dad? ¿a ver? ¿haber? qué pesado y qué aburrido estar leyendo esto, ¿no tienes nada mejor qué hacer? como aspirar la alfombra, bañar al gato, ver la tele, tomar un vaso de agua, masturbarte, agregar amigos a Facebook, hacerte fan de cosas en Facebook, comer una manzana, salir a emborracharte con tus amigos, ir a trabajar, dormir, comer, dormir, comer o, a todo esto a todo eso a todo aquello leer alguna tira cómica, tu tira cómica favorita (¿soy yo o Dilbert se achafó en los últimos meses?), automedicarte y vivir en el intento, atragantarte de dulces comprados en algún puesto moscoso del meme mercado marcado arcado arcadas las que daré al rato, cené siete tacos de carne con salsa y nadie me detuvo, cambio y fuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario