29 ago. 2010

...y yo hubiera querido que estuvieras conmigo. Verte fue lo mejor y lo más doloroso, verte tan cercana y tan lejana, preguntándome si también sentiste gusto de verme, siguiéndote con la mirada mientras bajas las escaleras y caminas hacia la salida, tan preciosa...

*

Me zumban los oídos y veo a mi alrededor, a toda esta gente, todos estos extraños. Entonces me doy cuenta de que estoy solo, de que no debería estar aquí, de que lo que realmente deseo es estar contigo, estar a tu lado, abrazarte en silencio...

*

Me pregunto si algún día tendré el valor de dejar de escribir sobre ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario