8 sept. 2010

Lluvia

Tengo tantas ganas de que llueva mucho una tarde, para sentarme en la sala, con las cortinas abiertas, tocando mi guitarra mientras veo caer toda esa agua del cielo. Hay algo mágico en la lluvia, ya lo he dicho antes. Agua que cae del cielo... la sola idea es indescriptiblemente poética y hermosa.

O podría simplemente escuchar música, música de lluvia...

Ojalá llueva mucho una tarde estas, no como hoy, que apenas si llovió y ya era de noche. La hora perfecta para la lluvia es entre las 4 y las 7 de la tarde. La hora en que, si te preparaste, puedes tomar un chocolate caliente con pan dulce. Relajarte en la sala, leer un libro con la relajante música de fondo que es la lluvia.

Ojalá algún día pueda disfrutar de una tarde de lluvia contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario