29 nov. 2010

No nightmares

I.

Últimamente no he escrito a mano, solamente en la compu, y a eso culpo la falta de posts en este blog. Creo que me inspiro más escribiendo a mano. A lápiz. O lapicero, más bien. En mi Moleskine (esa que a nadie dejo hojear, a nadie dejo siquiera tocar), mi libreta secreta.

II.

Triste situación, innecesaria, hoy estuve observando a un tránsito en una esquina. Me preguntaba si su trabajo implicaba algo más aparte de estar ahí parado, platicando con los vendedores ambulantes, molestándolos, abusando de su autoridad. Me preguntaba si su trabajo consistiría en algo más aparte de pitar cuando veía que los carros dejaban de moverse, como si su silbato los hiciera moverse mágicamente. Como si su pito fuera todopoderoso, pues. Ah, y mover los brazos de un lado a otro, como nadando en alguna especie de río imaginario.

III.

1. Yeguas de la noche.
2. Tigres.
3. Elfos.

IV.

Se supone que esta recámara es mía y de mi hermano, pero él nunca duerme aquí, así que su cama siempre está cubiera por mi ropa, que me da flojera acomodar debidamente.

V.

Regla de la vida #99384: todos los mecánicos son tranzas hasta que demuestren lo contrario.
Regla de la vida #455: todos los políticos son corruptos aunque demuestren lo contrario.
Regla de la vida #23: todos los músicos son tontos y no pueden demostrar lo contrario.

VI.

Estamos a menos de un mes de que sea Navidad. Por extraño que parezca, me encanta la Navidad. Por nostalgia, tal vez. Nunca por razones espirituales o religiosas, desde luego.

VII.

Fumar es estúpido.

1 comentario: