5 mar. 2011

I.

No puedo dejar de pensar en tu mirada cuando no tenemos nada qué decirnos ni nada qué hacer más que estar frente a frente, viéndonos, viendo en nosotros mismos nuestros mundos enteros.
Te tomo de la mano y corro para cruzar la calle. Ríes.

II.

A veces es tan paradójico lo que siento al leerte. Amo leerte. Ver párrafos creados con palabras que tú cuidadosamente colocaste una tras otra es algo que podría hacer todos los días por el resto de mi vida.
Pero a veces lo que escribes duele.

III.

arar estos campos
escribir estas líneas
pintar el cielo de colores pastel
subirnos al techo para ver las estrellas

decirte "lo siento"
tratar de que los sueños
nos sirvan para saltar de nube en nube
mientras el sol cae en picada
sobre nuestros cuerpos

en cualquier lugar

IV.

Cuando pones tu cabeza en mi hombro nada puede contra mí, soy invencible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario