31 mar. 2011

I.

Hoy cumplo años. Lo único que me importa es que no me has felicitado como durante meses esperé que lo hicieras: con un abrazo súbito, un beso robado, una mordida en el labio, una sonrisa, el brillo de tus ojos viendo los míos, el mundo a nuestro alrededor (los pasillos de la escuela) borrándose mientras me pierdo en la seguridad que me da el calor de tus brazos.

II.

Shopping spree.

III.

Cuando salgo de mi casa por las tardes me da el sol de frente. Hoy, encandilado, creí verte en alguien que venía hacia mí. No eras tú y no venía hacia mí. Te imaginé en algún salon de tu escuela, pensando en cosas más importantes que el sol deslumbrándome al salir de mi casa.

IV.

Quisiera tener más que decir. Pero no, a nadie le importa lo que inunda mi mente en este instante. No es asunto de nadie más. Mucho ni siquiera es asunto tuyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario