23 feb. 2012

[I]

Ni siquiera ese libro me puede distraer un poco. Me asomo a la ventana, el cielo está gris, opaco. Ominoso. Escucho el zumbido que hace el cargador del celular mientras funciona. El techo borroso sobre mis ojos sin gafas. El hueco entre Lewis Carroll y H.G. Wells. El bloque amarillo en mi librero: National Geographic. La extraña cara de Thom Yorke mirándome a los ojos desde la portada de una revista. Una cajita de Ferrero a medio terminar. Obviamente, la cajita de Ferrero a medio terminar. "Una metáfora de la vida." Eso me dirías para burlarte de mí. Como si no fuera suficiente que todas estas cosas me gritan de frente.

Hace tiempo que no he podido escribir algo que valga la pena. ¿Y eso qué? De todas formas nunca le muestro a nadie lo que escribo. No importa. A nadie importa. Pongo algo de música y todas las notas se parecen. Las únicas que eran diferentes eran las notas que te escribí. Las que desaparecieron porque se dieron por vencidas. Las que nunca existieron porque nadie las escuchará jamás. Tiro a la basura la bolsa de plástico negro. Tampoco sabe si volverá a tener una razón de ser. También se ha dado por vencida.Pero ninguna de estas palabras podría significar algo cuando termine de escribirlas. Ninguna de estas palabras incumben a nadie, a nadie interesarán, quien las lea estará perdiendo su tiempo. Incluso tú. En mi librero hay un libro sobre otro, un libro frente a otro. Pero está incompleto, ¿te acuerdas?

*

22 feb. 2012

un destino incierto: $50
un crucero en las Bahamas: $5
un día de en brazos de la incertidumbre: $100
para todo lo demás existe MasterCard

12 feb. 2012

Life is a Work in Progress